Avicultores beneficiados en Arequipa

Fuente: Senasa

Más de 4 mil avicultores beneficiados con vacunación contra Newcastle en Arequipa.

Aproximadamente, 4 mil 500 avicultores se vieron favorecidos por la vacunación masiva que realizó el Minagri,  a través de Senasa. En  total fueron 167 mil aves de traspatio y de combate vacunadas. El objetivo de ello, fue el de proteger la producción avícola regional y prevenir brotes de la enfermedad de Newcastle.

Cabe destacar, que estas acciones de prevención se desarrollan de forma gratuita, a través de brigadas de atención que se desplazan por  zonas vulnerables como La Joya, Vitor, Santa Rita de Siguas, San Juan de Siguas y Valle de Tambo, lugares donde se concentra la mayoría de los fundos dedicados a la crianza de aves.

La enfermedad

Para recordar, el Newcastle es una enfermedad considerada endémica en el Perú y su presencia provoca importantes pérdidas económicas, afectando principalmente a los pequeños avicultores.

Los síntomas

Tome nota, los síntomas que presentan las aves enfermas son depresión, falta de apetito, problemas respiratorios, diarrea de aspecto verdoso, signos nerviosos y posteriormente la muerte.

Hay que indicar que la transmisión y diseminación del virus se produce por el contacto directo entre aves afectadas y aves susceptibles.

Prevención

La medida más efectiva para prevenirla es precisamente la vacunación, para ello los especialistas del Senasa inmunizan a las aves utilizando dos tipos de vacuna: una aplicada a través de gotas por vía ocular (vacuna viva) y otro por vía subcutánea o intramuscular (vacuna inactivada), en aves a partir de un día de nacido.

Certificado oficial

La vacunación permite a los avicultores obtener el Certificado Oficial de Vacunación contra el Newcastle, documento necesario para que las aves puedan participar en eventos gallísticos programados en todo el territorio nacional, así como la movilización y comercio de estos animales.

Durante cada visita, el Senasa exhorta a los criadores a implementar medidas de bioseguridad en sus predios, evitar el hacinamiento y mejorar las condiciones de crianza, así como brindar facilidades a los vacunadores para la ejecución de la campaña.

Deja un comentario