Las levaduras secas pueden ser reaprovechadas en productos orientados a la nutrición animal

La eliminación incorrecta de la levadura puede contaminar el medio ambiente. Una de las alternativas es la reutilización en productos de alimentación animal.

Fuente: ICC – Brazil

¿Usted sabe qué es una levadura? ¿Sabía que si la descarta incorrectamente puede contaminar el medio ambiente? La levadura no es más que un microorganismo perteneciente al reino de los hongos, como el moho y las setas, que tiene capacidad de fermentación alcohólica y es un subproducto resultante de la destilación fraccionada del caldo de caña de azúcar fermentado para la obtención del alcohol etílico. La fermentación en las plantas da lugar a un residuo conocido como vinaza, una suspensión de color oscuro y viscoso fuente de proteínas y nutrientes.

Sin embargo, el descarte incorrecto de este residuo puede contaminar el suelo y los ríos cerca de las plantas. Por cada litro de alcohol producido, quedan unos 30 gramos de levadura seca. Puede parecer poco, pero si se considera el volumen total de producción de alcohol en Brasil, estimado en 33.100 millones de litros para 2019, hay un gran pasivo medioambiental en las plantas.

«La capacidad del medio ambiente para hacer la degradación natural de los residuos de los procesos industriales no acompaña la velocidad y la cantidad producida. Esto provoca, además de un desequilibrio ecológico, contaminación del suelo, ríos y capas freáticas, porque este residuo no es más que una proteína y, en gran cantidad, da lugar al aumento de la presencia de bacterias no deseadas», dijo Sidmeire Oliveira, coordinadora de calidad de ICC Brazil, empresa pionera en la producción de soluciones innovadoras para la nutrición animal a base de aditivos de levadura.

ICC Brazil es una empresa sostenible y aprovecha, en su proceso productivo, los subproductos procedentes de las industrias del sector sucroalcoholero. «De este material, retiramos las levaduras utilizadas en nuestros productos para la nutrición animal. El descarte consciente genera una cultura de equilibrio. Si existe un subproducto con propiedades ricas y una excelente solución para la nutrición animal, ¿por qué no aprovecharlo?», preguntó Sidmeire.

La empresa está asociada a aproximadamente 20 plantas que suministran levaduras, que garantizan la entrega de los productos a los clientes, suministrando al mercado de nutrición animal una proteína de alto valor funcional, previniendo el descarte irresponsable en el medio ambiente. Cada año, ICC Brazil produce un volumen promedio de levadura de 65000 toneladas, de las cuales el 70% está destinado al mercado internacional, para atender a grandes clientes.

Deja un comentario