Argentina, Brasil y Estados Unidos impulsan la tecnología en el cultivo de maíz

Fuente: Clarín

Las cadenas maiceras de Argentina, Brasil y Estados Unidos impulsan la tecnología en el cultivo.

Estados Unidos, Brasil y Argentina son los tres principales países productores de maíz a nivel mundial. Representan el 50% de la producción en el mundo y el 70% del comercio internacional.

Estos tres países formaron una alianza estratégica llamada Maizall, que recientemente nombró a Federico Zerboni como nuevo presidente en reemplazo de Paulo Pusch Bertolini.

Maizall nuclea a las asociaciones de agricultores de maíz de la Argentina (Maizar), Brasil (Abramilho) y Estados Unidos (US Grains Coucil y National Corn Growers Association). “Nosotros, no solo somos países diferentes, sino que somos competidores de un mismo mercado, pero compartimos muchos de los problemas y nos unimos para trabajar juntos sobre esos problemas”.

«Para satisfacer la demanda de alimentos en las zonas de escasez, se necesita un sistema de comercio mundial abierto que se base en normas de seguridad alimentaria predecibles, transparentes y con base científica», dijo Zerboni.

Asimismo, Zerboni pidió que los gobiernos de todo el mundo colaboren y eviten la creación de nuevas barreras comerciales. «Son muy dañinas, principalmente para las poblaciones más pobres. Nuestra misión es producir alimentos seguros, respetando el medio ambiente, y que también sean económicos. Cuanto más se atrase el proceso de renovación tecnológica, tendremos más impactos negativos sobre el medio ambiente y menos productividad», dijo el presidente tras su designación.

En tanto, Paulo Bertolini, presidente de Abramilho y extitular de Maizall, coincidió que las dificultades que afrontan están principalmente vinculadas a regulaciones, que muchas veces no están basadas en ciencia.

Además indicó que Argentina tiene un papel fundamental en este cereal, con una visión de sus productores similares a los de Brasil y de Estados Unidos, que buscan una agricultura eficiente utilizando todas las nuevas tecnologías disponibles.

Mientras que, Glauber Silveira, director ejecutivo de Abramilho, remarcó que cuando se hace referencia a las nuevas tecnologías no se habla solamente de transgénicos, sino también de biológicos. Se busca innovar con nuevos fertilizantes compuestos por otros minerales que pueden ser más baratos, productos para que se use menos nitrógeno, entre otros puntos.

Por su parte, Deb Keller, expresidenta del Consejo de Granos de los Estados Unidos (US Grains Council), señaló: “tenemos que empezar a planificar para el futuro y Maizall es una manera de hacer eso. Tira abajo las barreras de manera que los productores tengan más acceso a la tecnología moderna”, afirmó

Deja un comentario