Brasil: déficit de mano de obra calificada preocupa a la industria avícola y porcina

Fuente: Avicultura Industrial

La Asociación Brasileña de Proteína Animal (ABPA) se reunió con representantes de empresas vinculadas al sector en Sao Paulo, Brasil. El tradicional panel de directores generales de la Exposición Internacional de Avicultura y Porcicultura (SIAVS) contó con la participación de Joao Campos, director general de Seara, José Garrote, presidente del directorio de Sao Salvador, Lorival Luz, directora general global de BRF y Neivor Canton, Presidente Aurora.

Según la ABPA, el déficit de mano de obra calificada en este segmento es de 20 mil personas. Los datos de la empresa indican que Sao Salvador emplea a 7.400 personas y Aurora, a 41.000. Seara y BRF no tienen información detallada, pero saben que la dueña de Sadia tiene más de 100 mil empleados a nivel mundial y JBS, dueña de Seara, cerca de 100 mil empleados a nivel mundial y JBS, dueña de Seara, cerca de 250 mil empleados.

“Yo creo que el déficit es mayor. Solo en una de nuestras plantas, necesitamos 500 personas”, comentó Garrote. Sao Salvador, cuya facturación llegó a R$ (Real Brasileño) 5,8 mil millones en 2021, tiene dos unidades de sacrificio en Goiás.

La falta de mano de obra representa un riesgo para las operaciones de estas plantas empacadoras de carne, ya que algunos procesos aún no se pueden automatizar, y esto también se refleja en los costos. Es común que las empresas tengan que subir la remuneración de los trabajadores para “retenerlos”.

“Lo que debemos hacer es acelerar nuestros procesos de calificación e invertir en tecnología para atender las necesidades”, ponderó el presidente de Aurora Alimentos, que facturó R$ 19,4 mil millones en 2021 y que tiene 17 mataderos en el país.

Joao Campos, de la empresa Seara, dijo que la estrategia de la empresa para retener la mano de obra pasa por la creación de planes de carrera. “Muchos llegan como operadores y se convierten en supervisores, y esta perspectiva de crecimiento es importante”. La empresa ganó BRL 36,5 mil millones en 2021.

Por su parte, la directora general global de BRF, Lorival Luz, destacó el papel del segmento de proteínas en la generación de empleo y renta en el país. “No solo en los grandes centros urbanos, sino también en las esquinas”, dijo. Los ingresos de la operación brasileña de la propietaria de Sadia alcanzaron R$ 24 mil millones en 2021. La empresa tiene 32 plantas faenadoras en el país.

Las discusiones en SIAVS involucraron las ventajas y desafíos del área avícola y porcina. Según el director general de BRF, existe un enorme potencial de avance en la carne de cerdo. “Nosotros, como industria, necesitamos desmitificar la preparación del producto. Cuando tengamos el mismo nivel de consumo per cápita que en Estados Unidos, habrá una oportunidad para todos”, dijo Lorival Luz.

Garrote destacó la importancia de mantener el estatus sanitario brasileño, que, según él, ha sido un diferencial en tiempos de crisis en el mundo, como las generadas por la peste porcina africana y la gripe aviar. “Incluso en países con mucha tecnología, cuando hay un problema de enfermedades, la competitividad se va por el desagüe. En 30 años de avicultura, he visto muchas empresas vendidas o cerradas por problemas de salud”, declaró.

Cantón llamó la atención sobre la dificultad de administrar las propiedades rurales. “A menudo es más difícil administrar una propiedad que una pequeña empresa. Así que el productor debe tener cuidado. Siempre tendremos problemas, pero hay que saber la causa y saber atacar la causa. Es esencial».

 

Deja un comentario